rrhhMagazine Red Social

La primera red de profesionales y directivos de RRHH en España

Me es grato comunicaros que éste pasado febrero, presenté un relato al VI premio literario RRHHDigital, y éste, fue clasificado entre los 10 elegidos para que el jurado emitiera su veredicto definiti…

Me es grato comunicaros que éste pasado febrero, presenté un relato al VI premio literario RRHHDigital, y éste, fue clasificado entre los 10 elegidos para que el jurado emitiera su veredicto definitivo.

El número total de artículos recibidos, tal como me informaron de ese medio, fue de 72, con lo que ya es un gran mérito estar entre los 10 finalistas. No obstante de lo anterior, el galardón fue concedido a Ana Belén López Seisdedos, directora de RRHH de ERV España (http://www.rrhhdigital.com/secciones/liderazgo/108184/-premio-liter...) a la que aprovecho para felicitar en estas líneas.

Con gran ilusión os dejo a continuación el relato corto que presenté bajo el título: “Las vicisitudes del reclutamiento en una granja”. Dicha historia tiene el objetivo de que, tanto demandantes como ofertantes de empleo, reflexionen sobre el proceso de reclutamiento y de selección de personas.

Erase una vez un granjero llamado Bauer. El granjero trabajaba de sol a sol, con gran esfuerzo y mucho tesón; Ésta rutina parecía inalterable, pero un día, su vaca lechera más anciana, llamada Garbosa, le dijo:

  • Estoy mayor, me fallan las fuerzas y tú sabes que no rindo como antes. Es momento de jubilarme.

No hicieron falta más palabras entre Bauer y Garbosa, tan sólo una mirada cómplice de resignada aceptación.

Entonces Bauer, decidió publicar un anuncio en la más reputada web de empleo:

“Granja Bauer, con treinta años de trayectoria en su sector, busca una Vaca Lechera por jubilación. La misión de la vaca lechera será la de proporcionar la cantidad de leche diaria fijada por el granjero, conforme a los criterios de calidad y excelencia, con objeto de llevar al mercado una leche con valor añadido. Se ofrece pensión completa, asistencia veterinaria y excelente ambiente de trabajo.”

Las candidaturas no se hicieron esperar. Las había en gran cantidad, pero no así en calidad. Ninguna de ellas se ajustaba al perfil solicitado… es más… en gran número tan siquiera eran vacas, y, mucho menos, lecheras.

  • ¡Busco una Vaca y se me apunta toda la granja! Exclamó Bauer visiblemente frustrado; y entonces, decidió hacer una lista de los casos más llamativos:

CASO PRIMERO: “NO ME HE LEÍDO LA OFERTA”

De entre el maremágnum de candidaturas, el granjero Bauer, telefoneó a una de ellas, la vaca Noleo. Era una vaca que había estado trabajando en varias granjas. No obstante, Bauer, no encontró rastro alguno de la palabra “leche” o “lechera”, pero se decidió a llamar.

Noleo, empezó a hacer muchas preguntas, demasiadas para el gusto de Bauer. Además, eran preguntas innecesarias pues hacían referencia a aspectos que ya se desgranaban en la oferta. El granjero respondió a todas las cuestiones mientras pudo, pero finalmente, estalló.

  • Entonces, vaca Noleo, ¿es usted una Vaca Lechera?
  • No
  • Y, ¿por qué se ha apuntado a la oferta?
  • Es que me apunto a muchas ofertas y no siempre las leo todas.

En ese momento Bauer, amablemente, dio por finalizada la conversación. No salía de su asombro, pero al fin entendió porqué hacía tantas preguntas… Noleo se apuntaba a toda oferta sin interés alguno, pensando que con hacer “clic” en “inscribirme” era suficiente.

Consecuencia: Bauer y Noleo, invierten mal su tiempo.

Moraleja para el reclutador: Revisa bien las candidaturas recibidas y asegúrate que cumplen con los requisitos solicitados.

Moraleja para el aspirante: Lee con esmero y atención la oferta de empleo. Asegúrate que recuerdas los aspectos clave y prepara una carta de presentación personalizada que destaque tus áreas fuertes para la oferta.

CASO SEGUNDO: “YA SÉ QUE NO DOY EL PERFIL PERO MEREZCO UNA OPORTUNIDAD”

Estaba el granjero regando el huerto. De pronto, escuchó un ruido que provenía de los matorrales que bordeaban el cerramiento. A los dos segundos, se asoma por los matorrales un áspid de aspecto imponente pero con posado triste y, dirigiéndose al granjero dice:

  • Tranquilo, vengo por el trabajo, no busco problemas. Me llamo Slange. ¿Eres tú Bauer, el granjero?
  • Sí, lo soy. Dijo Bauer, pero tú eres una sierpe y yo estoy buscando una Vaca Lechera.
  • Ya lo sé, pero yo también tengo derecho a trabajar y, aunque no doy el perfil, merezco una oportunidad como cualquier otro animal. Estoy motivada y aprendo rápido.

Por educación, el granjero escuchó los lamentos y la apología de los derechos de las serpientes a un trabajo digno, durante más de diez minutos, y entonces concluyó:

  • Mira Slange, ambos sabemos que no eres una Vaca Lechera, es más, eres un animal salvaje y, aunque estés motivada y aprendas rápido, dudo mucho que me des leche. En la granja, no tengo otras vacantes, y aunque las tuviera, supongo que entenderás, a pesar de que estoy de acuerdo contigo en tu derecho a trabajar, que una serpiente no es un animal de granja y que, en nada, puede contribuir a mi negocio…

Slange, después de intentar durante varios minutos más, tornar lo blanco en negro al amparo de la pena y la desesperación, desistió y se marchó por dónde vino.

Bauer, apenado, estuvo reflexionando sobre ello… Siendo una serpiente (se dijo a sí mismo) y además bien parecida, podría encontrar empleo en el refugio de los reptiles o en el zoo… ¿porqué habrá insistido tanto la serpiente en trabajar en mi granja?

Consecuencia: Bauer y Slange, invierten mal su tiempo.

Moraleja para el reclutador: Si te encuentras en esta situación, haz como Bauer. Usa tu empatía y ponte en el lugar del otro. Como expertos que somos en nuestro oficio de reclutador, no te quedes sólo en explicar los motivos por los que no se ajusta al perfil. Aprovecha la situación y orienta al aspirante. El tiempo, ya no lo estarás invirtiendo en tu proceso, eso es cierto, pero lo estarás invirtiendo en ayudar a otro.

Moraleja para el aspirante: Los reclutadores tenemos sentimientos, y también nos conmovemos. No obstante, tenemos un objetivo que es cubrir una vacante específica, y normalmente, no tenemos la varita mágica de creación de puestos de trabajo. En lugar de centrarte en la necesidad que tienes de empleo (eso se da por supuesto), céntrate en explicar, los valores añadidos que puedes aportar frente a otros candidatos y asegúrate de que cumples los requerimientos del puesto al que te postulas.

CASO TERCERO: “EL RECOMENDADO”

Bauer se dirigió, como cada miércoles, al mercado semanal del pueblo. Ahí es donde el granjero compite con el resto de mercaderes para anunciar sus mercancías a grito pelado y  atraer así, al mayor número de clientes.

Entre el gentío el granjero vio que se acercaba a su puesto, Niggard, uno de sus mejores clientes:

  • Qué tal? Dijo Bauer con una gran sonrisa.
  • Bien, tirando… respondió Niggard. Ha llegado a mis oídos que estás ofertando un puesto de trabajo en tu granja… ¿no es así?
  • Sí. Busco una Vaca Lechera.
  • De eso quería hablarte. Verás, tengo una buena amiga, se trata de Ovan, la cabra. (y entonces, Niggard empezó un ininterrumpido discurso). ¿No te has planteado ofrecer leche y derivados de cabra en lugar de vaca?, ¿No crees que la leche de cabra es muy buena?, ¿Sabes que los productos de la cabra son muy apreciados? Creo que te vendría muy bien contratarla, es trabajadora, limpia y obediente. Además me estoy planteando diversificar mis puntos de compra y es posible que si ofreces leche de cabra, reconsidere esta decisión.

Se hizo un silencio algo más largo de lo normal. Bauer necesitaba asimilar el mensaje recibido y descartar de su mente la idea, de que acababa de recibir una amenaza velada. Era evidente que el granjero no quería perder  a Niggard como cliente, pero también es cierto, que detestaba la idea de que le impusieran a Ovan en contra de su voluntad. La única salida era ser elegante y discreto:

  • Presta atención Niggard, mi granja, mis utensilios, mi maquinaria, mi plan de negocio y demás… no están orientados hacia la producción de leche de cabra y sus derivados pero, si que es cierto que puedo llegar a plantearlo en un futuro, por lo que, por favor, dile a Ovan que venga a entrevistarse conmigo para que, en caso de que lo haga en el futuro, pueda contar con ella.
  • Gracias! Exclamó Niggard, y se fue sin comprar.

Al granjero le pareció que Niggard tenía suficiente, para complacer a Ovan y quedar bien, con conseguirle una entrevista aunque ésta, no llevara a ningún sitio.

Consecuencia: Bauer y Ovan, invierten mal su tiempo.

Moraleja para el reclutador: Cuando te encuentres en situaciones de este tipo, no hagas como Bauer. Haz entender al “recomendador” que tanto tú como el recomendado queréis invertir bien vuestro tiempo y que tú, como reclutador, mereces que se respete tu espacio de trabajo.

Moraleja para el aspirante: Las entrevistas sin vacantes respaldadas llevan a ninguna parte. Es preferible que inviertas tu tiempo en entrevistas que consigas por tus propios medios. En gran parte, las que te consiguen otros, sólo persiguen quedar bien contigo aunque, a mi juicio, si te hacen perder tiempo no es que te aprecien demasiado ¿no crees?

Y AL FIN, LA VACA

Y, mientras Bauer recogía su puesto, Contadino, el mercader del puesto contiguo, le explicó que el negocio iba mal y necesitaba recolocar a Generosa, su Vaca Lechera.

Generosa era una vaca lechera extraordinaria, famosa por su producción de leche, Bauer no dudó y, Generosa entró a formar parte de su granja.

Y éstas fueron, según cuentan las leyendas, las vicisitudes del granjero Bauer en el reclutamiento y selección de una vaca lechera.

Espero vuestros comentarios y aprovecho para transmitir mi agradecimiento tanto a la persona que me inspiró el relato como a los profesionales de RRHHDigital.

Visitas: 164

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de rrhhMagazine Red Social para añadir comentarios!

Participar en rrhhMagazine Red Social

Sobre

Raúl Píriz Sánchez creó esta red social en Ning.

Cursos de RRHH

Notas

Añada su C.V.

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 26, 2009 at 2:00pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 27 May 2009.

Unase a su CC.AA.

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 26, 2009 at 1:55pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 26 May 2009.

Normas de uso de la Red Profesional

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 22, 2009 at 1:50pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 22 May 2009.

Blogs RRHH

Blog de Raúl Píriz
Blog de Jose Antonio Prades
Blog de Mario Naranjo

Distintivo

Cargando…

Estadísticas Red Social



© 2017   Creado por Raúl Píriz Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio