rrhhMagazine Red Social

La primera red de profesionales y directivos de RRHH en España

Previo a explicar el término obsolescencia (vinculado a portales de empleo), se hace necesario hacer una distinción de los dos tipos de portales de empleo, que a mi juicio y de forma simplista, podemos encontrar:

1)     Portal de empleo generalista: un lugar web orientado al empleo y que presta servicio tanto a los ofertantes de empleo (empresas) como a los demandantes de empleo (candidatos).

2)     Portal de empleo propio: un lugar web orientado al empleo y que gestiona directamente y en exclusiva una empresa para publicar sus propias ofertas de empleo, con el objetivo de que las personas interesadas puedan inscribirse.

 

Los portales de empleo generalistas, han ido sustituyendo paulatinamente y llevado casi a la extinción, la costosa (por precio) y clásica (hasta hace pocos años) publicación de ofertas en prensa escrita. Pero es probable que, como ocurrió entonces con los anuncios en prensa escrita, haya llegado la hora para los portales de empleo generalistas; al menos, tal y como los conocemos. En la era 2.0 o era del “social media” ya no sobrevivirá un portal de empleo generalista usualmente enfocado de forma unidireccional entre las empresas contratantes por un lado, y los demandantes de empleo por otro lado. La comunicación entre empresa ofertante y candidato demandante suele ser muy escasa y unidireccional. Es la empresa la que emite las comunicaciones, cambia los estados y cierra las ofertas. Los demandantes sólo pueden esperar a ser contactados y, en el mejor de los casos, ser informados de que la empresa, ha estado moviendo o visualizando currículos.

 

Hoy en día precisamos de portales generalistas más “sociales” y “amigables” que permitan la interacción y comunicación continua entre la empresa y los demandantes de empleo. Estos portales deben ser capaces de transmitir nuestra marca de empleador (“Employeer Branding”) y sintonizar con los aspirantes a trabajar en la compañía, teniendo como último objetivo el logro del compromiso (“Engagement”) de estos últimos y de los empleados, con nuestra marca (“Brand”).

 

Son notorias ya, ciertas aproximaciones de portales generalistas de empleo hacia el 2.0 (“Social Media”). Éstas aproximaciones consisten fundamentalmente en:

  • Creación de una cuenta en Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest y SecondLife (entre otros).
  • Creación de un blog orientado a empresas y otro orientado a candidatos.
  • Creación de una app para facilitar el acceso móvil.
  • Creación de contenidos multimedia para p.ej Youtube y SlideShare (entre otros).

 

A mi juicio, y como dije con anterioridad, éstas aproximaciones están bien y permiten la bidireccionalidad de la comunicación tanto para el binomino  “portal – candidatos”, como para “portal – empresa”; pero a pesar de ello echo en falta la auténtica bidireccionalidad en la comunicación entre empresa – candidato.

Conseguir esto último, tratándose de un portal de empleo generalista, y por tanto, con un intermediario en juego, es difícil. Aún así, éstos portales lo que sí han conseguido es mas comunicación bidireccional entre: los aspirantes por un lado, y las empresas por otro. Es decir, se han vuelto más sociales o 2.0.

Con respecto a las aproximaciones hacia los candidatos (aspirantes) suelen versar, entre otros, sobre los siguientes temas:

  • Cómo preparar una entrevista de trabajo.
  • Consejos para la búsqueda de empleo.
  • Cómo redactar un CV y una carta de presentación.
  • Cómo utilizar correctamente las funcionalidades del portal.
  • Planes de carrera profesional y perfiles más demandados.

 

Por lo que respecta a las aproximaciones hacia las empresas suelen versar, entre otros, sobre:

  • Estudios del mercado de ocupación.
  • Futuras tendencias de perfiles profesionales.
  • Nuevas técnicas de reclutamiento y selección.
  • Cómo publicar ofertas de empleo atractivas y realizar entrevistas de selección eficaces.
  • Cómo utilizar correctamente las funcionalidades del portal.

 

Aquí radica la obsolescencia de los portales de empleo generalistas. ¿Qué ocurría si quitamos de en medio el factor intermediario?, es decir, pasamos de un “portal de empleo generalista” a un “portal de empleo propio”. Las ventajas, desde el punto de vista de estrategia 2.0 son evidentes:

 

1)     Para la empresa:

  1. Trabajar nuestra marca como empleador, en un medio propio, personalizado y alineado con nuestra estrategia de negocio e imagen de empresa.
  2. Dialogar directamente con los candidatos (tanto activos como pasivos), sin intermediarios y por un medio que además le garantiza discreción y confidencialidad.
  3. Conseguir la propiedad de los CV, lo que permite una mejor gestión de los mismos y facilita la búsqueda de perfiles profesionales. Disponibilidad de los mismos 24h al día y 365 días al año.
  4. Cumplir con la LOPD. El candidato acepta las condiciones legales y podemos pedirle nuevas autorizaciones para mantener y gestionar sus datos a los efectos de selección.
  5. Publicar y gestionar ofertas de empleo.
  6. Gestionar los procesos de selección, introduciendo los resultados y comunicándolos a los participantes.
  7. Evitar duplicidades y ahorrar tiempo. Sabemos en todo momento qué candidatos ya han participado en un proceso y qué resultado obtuvieron.
  8. Obtener estadísticas y reportes tanto de CV, como de ofertas, como de procesos de selección.
  9. Compartir con las distintas estructuras de RRHH a pesar de la dispersión geográfica.

 

2)     Para el candidato/a:

  1. Potenciar su marca personal frente a un posible empleador.
  2. Controlar en todo momento la información que emite así como la que recibe.
  3. Facilitar su interacción con la empresa con un medio sencillo de usar, permitiendo su conversión hacia “Prosumidor”: productor y, a su vez, consumidor de contenido.
  4. Mantener su CV siempre actualizado y poniéndolo en valor para todo RRHH y no en la bandeja de entrada del mail de alguien de RRHH en particular.
  5. Programarse alertas de empleo según sus preferencias.
  6. Compartir contenidos y ofertas de empleo de interés.

En definitiva, se trata de pasar de un “corcho de ofertas ordenado” gestionado por un tercero, a un lugar dónde empresa y candidatos interactúan sin intermediarios.

 

 

Así las cosas, quisiera que te preguntaras lo siguiente:

¿Estás de acuerdo con la afirmación acerca de la obsolescencia de los portales de empleo?

¿Hacia dónde han de tender los portales de empleo?

 

Espero vuestros comentarios. Hasta pronto.

Visitas: 95

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de rrhhMagazine Red Social para añadir comentarios!

Participar en rrhhMagazine Red Social

Sobre

Raúl Píriz Sánchez creó esta red social en Ning.

Cursos de RRHH

Notas

Añada su C.V.

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 26, 2009 at 2:00pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 27 May 2009.

Unase a su CC.AA.

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 26, 2009 at 1:55pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 26 May 2009.

Normas de uso de la Red Profesional

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 22, 2009 at 1:50pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 22 May 2009.

Blogs RRHH

Blog de Raúl Píriz
Blog de Jose Antonio Prades
Blog de Mario Naranjo

Distintivo

Cargando…

Estadísticas Red Social



© 2017   Creado por Raúl Píriz Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio