rrhhMagazine Red Social

La primera red de profesionales y directivos de RRHH en España

LAS MUTUAS FRENTE A LA GESTIÓN DEL ABSENTISMO

En estos momentos prácticamente todos hablamos de reducción de costes laborales por mediación de la reducción de absentismo evitando  alargar los días de enfermedad.

Sin duda los centros asistenciales de las Mutuas deberían coordinarse con los centros de salud de la Seguridad Social a fin de prestar los servicios requeridos por la población activa  colaborando conjuntamente para ofrecer un buen servicio a la  población tanto en los casos de enfermedad común o accidente de trabajo.

 Existen aspectos diferenciales entre la gestión de la incapacidad temporal por contingencias comunes realizada por las Mutuas de Accidentes o por empresas especializadas en el control de absentismo.

Si hablamos de contingencias profesionales (accidentes laborales, enfermedades profesionales) las Mutuas son muy eficaces en cuanto al control de las bajas. Sobre todo por qué quien se ocupa de atender medicamente al paciente, darle la baja, operarle, pagarle la prestación económica, y cuando esté recuperado, darle el alta. Es sólo la Mutua. Todo el procedimiento recae en una única entidad.

En cambio en las contingencias comunes (enfermedad común y accidente no laboral), la gestión de la Mutua queda muchísimo más debilitada. Quién atiende al paciente, le da la baja, el alta, lo opera cuando puede, le pide pruebas, etc. es el propio Servicio Público de Salud (la Seguridad Social). A la Mutua el único papel que le queda es el de pagar la baja, y si lo desea, controlar algo, pero la última palabra recaerá en la Seguridad Social.

Teóricamente la Mutua con las empresas que tienen concertada la prestación económica de la Incapacidad Temporal por contingencias comunes, puede iniciar el control de la baja a los 15 días de haberse producido ésta. Pero en la práctica los procedimientos son lentos, y no se ponen en marcha los mecanismos de control hasta los días 20-30 de haberse producido la baja.

Si tenemos en cuenta que en España el 80% de las bajas son menores de 20 días de duración. Resulta que las Mutuas sólo controlan en el mejor de los casos un 20% del total de procesos. Dejando de lado precisamente las de corta duración (menores de 16 días) que son las que claramente resultan más caras a las empresas, ya que estos días van exclusivamente a cargo del empresario.

En cuanto a la gestión, los médicos de las mutuas trabajan organizando sus bajas no por empresas, sino en base al domicilio de residencia de los trabajadores, con los que intervienen muchos médicos en la gestión, con poca comunicación entre ellos, y aún menos en referencia a la Empresa, a quien se tiene casi completamente al margen de las gestiones, excepto en el apartado estadística, donde se aportan números y más números. Faltando en todo momentos una visión de uniformidad en su tramitación.

La gestión de control se realiza priorizando los empleados con las bases reguladores más altas. Lo que precisamente no concuerda habitualmente con las prioridades empresariales.

¿Pueden dar el alta las Mutuas?

No,  lo máximo que pueden hacer es tramitar propuestas de altas o de invalidez a Inspección Médica / EVI o ICAM, para que sean estas entidades quienes resuelvan finalmente.

Las mutuas mandan continuamente expedientes a la administración, llenándola con casos mejor o peor documentados. Se crean unos procesos rutinarios, con poca efectividad.

Raramente una mutua injustifica una baja. Como máximo deja de pagar la prestación hasta el momento que el paciente regulariza su situación.

Qué ventajas aporta la gestión de una empresa externa especializada en el control de absentismo:

El inicio del seguimiento tiene lugar justo cuando se produce la baja. No precisa disponer del parte de baja, sino tan sólo del comunicado por parte de la empresa, que indique qué paciente está de baja. Con lo que la primera gestión tendrá lugar durante las siguientes 24 horas mediante interlocución telefónica (personal médico) con el paciente, para confirmar datos y concertar la primera visita (en consulta o si lo desea el paciente, en su propio domicilio).

Es decir el control del proceso se hace en la primera fase, cuando la enfermedad se halla en su fase aguda, y permite una objetivación clara.

El sistema es claramente disuasorio.  Las empresas perciben ya en el primer mes un descenso –no sólo en la duración media de las bajas- sino en el número de ellas. Menos empleados causan bajas.

El marco legal de esta actuación se basa en el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 20.4, que faculta al empresario a valorar la justificación o no de los procesos de baja, a través de personal médico contratado a tal fin.

Si el empleado no colaborara, es decir, no acudiera a citación médica, el propio E. de T. permite la retirada de los complementos que la empresa esté pagándole estando de baja. Esto permite en la práctica que el servicio se establezca como obligatorio para los empleados, y acudan todos a consultas de control.  Aproximadamente un 5% de las bajas gestionadas son injustificadas bien porque no había motivo para la baja, o bien por la patología que la produjo ya se resolvió. Se le indica así al paciente. Si no está dispuesto a causar alta, se acude a exponerle el caso al médico de la Seguridad Social, para manifestarle la opinión. Si este no estuviera por la labor –raramente ocurre-se insta a la Inspección Médica/ICAM o EVI para alta, documentando expediente médico –laboral personalizado en nombre de la Empresa Cliente. Lo que permite una individualización del caso, con una mejor visualización, muy distinta a la de las Mutuas, que mandan en tropel y a su nombre, todos los casos mezclados.

En los casos de bajas injustificadas se  deberá aportar a la Empresa, informe del paciente (sin ningún tipo de información médica) indicando que puede reincorporarse a su puesto de trabajo. Por si la Empresa determina tomar algún tipo de medida en base a su Convenio Colectivo (simulación de enfermedad o accidente).

¿Es compatible la gestión de una empresa especializada en control de absentismo con la de la Mutua de Accidentes?

Sí, y no sólo compatible, sino que es conveniente, ya que ambas se complementan y crean sinergia.

En la práctica trabajar conjuntamente con la Mutua, permite:

El seguimiento inicial de todos los procesos por parte de la empresa especializada en control de absentismo. La objetivación inmediata del paciente, la detección de pruebas complementarias o intervenciones quirúrgicas demoradas.  Las posibles demoras de la Seguridad Social, en cuanto a consultas con Especialistas. Retrasos en rehabilitación, etc.

La gestión conjunta de una  empresa especializada   con la Mutua permite que el empleado enfermo “no le falte de nada” para su recuperación, y que no se pierda en interminables listas de espera.

Asimismo la empresa especializada tutela la gestión de la mutua, velar para que no haya duplicidades de seguimiento, y establecen reuniones periódicas mensuales a tres partes donde intervienen: La propia  Empresa, la Mutua y, la empresa especializada en control de absentismo para valorar el grado de seguimiento, y de consecución de objetivos, analizando conjuntamente la situación real de la propia compañía, respecto al nivel de absentismo. 

Visitas: 3729

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de rrhhMagazine Red Social para añadir comentarios!

Participar en rrhhMagazine Red Social

Sobre

Raúl Píriz Sánchez creó esta red social en Ning.

Cursos de RRHH

Notas

Añada su C.V.

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 26, 2009 at 2:00pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 27 May 2009.

Unase a su CC.AA.

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 26, 2009 at 1:55pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 26 May 2009.

Normas de uso de la Red Profesional

Creada por Raúl Píriz Sánchez May 22, 2009 at 1:50pm. Actualizada la última vez por Raúl Píriz Sánchez 22 May 2009.

Blogs RRHH

Blog de Raúl Píriz
Blog de Jose Antonio Prades
Blog de Mario Naranjo

Distintivo

Cargando…

Estadísticas Red Social



© 2017   Creado por Raúl Píriz Sánchez.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio